9 may. 2012

De ahorrar

Se le gastaron las palabras.
El resto del mes por delante
para enmudecer de pena
ante la impasible mirada de las conversaciones que,
a su paso, 
le intentaban seducir.

Las manos repletas de cosas que
llegaban directas
a otro lugar
diferente al habitual.

Escuchar cómo
algunas de ellas
se iban por dónde
habían venido
le estremecía el oído izquierdo.

El próximo mes se organizaría mejor
se decía.
Como cada mes.


Sobre la mesa


Ondulantes temperaturas sobre la mesa
carente de cartas
esta vez
donde sólo se había posado
su mirada
de ojos 
azul-insomne.
Frío en su espalda
Habitación vacía
Y en la ventana
solitaria
Se debatían el último asiento
la lluvia
y el rugir del mar
Dos formas de ver
de
sentir que
juntas 
paraban el sonido del cristal
Sin necesidad de hablar
Exponían todos sus centímetros
de piel
al flujo
imparable
de ideas
maduras
sin decir

Esto es Absolutamente Genial.

Extracto de la película "El lado oscuro del corazón"

No te salves, Mario Benedetti
Se ha producido un error en este gadget.