22 ago. 2011

Pitidos

Sus pitidos, a modo de respuesta, completamente descorazonadores y asépticos, todos, la dejaron sin voz.
Al otro lado del auricular sólo le quedaba un silencio invernal en el que buscar abrigo.
Por su cuenta.

1 comentario:

Esto es Absolutamente Genial.

Extracto de la película "El lado oscuro del corazón"

No te salves, Mario Benedetti
Se ha producido un error en este gadget.