6 ago. 2009

Sueños

Hay quien sueña y quien no. Hay quien se atreve a hacerlo y quien prefiere abstenerse. No lo intentan por miedo a que sus sueños no lleguen a nada, o peor, que acaben en el cajón del olvido.
Hay quien sueña de noche y quien prefiere reservar tal tarea para el día…
Hay quienes creen en sus sueños y aprenden de ellos; y quienes los olvidan.
Hay quien viene al mundo con un sueño bajo el brazo, y quienes, carentes de ellos, los inventan a lo largo de sus días…
Hay quienes diseñan sueños, y otros se dedican a fabricarlos. Hay quienes los venden y quienes los compran. Incluso hay ciertas grandes superficies especializadas en ellos y los tienen de muchos tipos, en color y en blanco y negro, de todas las tallas, para muchas clases de personas, de todo el mundo, y para todo el mundo…Hacen ofertas y promociones, y tienen en cuenta los más y los menos vendidos. Hay sueños que se pueden contar y otros que es mejor que no... Hay sueños prohibidos, y traficantes de sueños…
Hay gente que vende sus propios sueños…, hay mercados de sueños de segunda mano, incluso, alguna vez, se puede tener la suerte de encontrar uno abandonado por la calle, o en un parque, o una playa…, o tal vez, junto a algún cubo de basura… Hay sueños ahogados y sueños a los que les salen alas, y vuelan.
Los hay dulces, y los hay amargos… también salados y otros sin sabor alguno.
Hay sueños que cobran vida… y hay sueños que no pasan de ser tales… Otros sueños mueren en el intento de que su vida merezca la pena…
Hay niños que sueñan con mundos maravillosos, y niños que no pueden llegar a imaginarlos, y se conforman con soñar con lo que sí han visto, lo que les rodea.
Hay quien conquista el mundo haciendo uso de sueños, y los hay que los desperdician por no saber qué hacer con estos.
Hay quien controla sus sueños y hay otros que se dejan controlar por ellos.
Hay sueños bonitos y sueños que cambian su nombre por el de pesadillas. Pero siempre sirven para algo… y aparecen por algo en nuestras vidas… los sueños son el alimento y el mayor aliciente del alma y del cuerpo…
Hay sueños que conforman las mismísimas herramientas de la felicidad… Sueños que se cumplen y sueños que no. Sueños que se transforman y sueños que se abandonan a la eternidad, que se afincan en nosotros y son fiel compañía por toda nuestra vida…
Hay sueños que duelen y sueños que calman nuestros dolores… Hay sueños del corazón y sueños que no saben de eso…Hay sueños con forma y sueños sin ella...

…Por todos los sueños que vagan por el mundo con o sin dueño... Porque el mundo es de los valientes que sueñan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esto es Absolutamente Genial.

Extracto de la película "El lado oscuro del corazón"

No te salves, Mario Benedetti
Se ha producido un error en este gadget.